Festivaleando

ShareThis

Warcraft, el origen: ¿a la altura de las expectativas?


Actualmente se encuentra en taquilla la película fantástica “Warcraft: El origen”. La trama de esta producción está basada en la historia contada a través del videojuego “Warcraft”, que cuenta ya con más de 20 años de antigüedad.

Los orcos deben abandonar su mundo de origen ya que está muriendo, para ello viajan a Azeroth a través de un portal para establecer un nuevo hogar. Sin embargo, este mundo está poblado por los humanos, que ven en los orcos una amenaza para la paz. La magia empleada para abrir el portal trae consigo la muerte, por ello algunos orcos tratarán de buscar ayuda en sus recién conocidos enemigos, los humanos, para salvar a ambas razas de la extinción.

La trama se desarrolla desde los puntos de vista del orco Durotan (Toby Kebell), líder del clan Lobo Gélido, la exiliada mitad orca Garona (Paula Patton) y el caballero humano Anduin Lothar (Travis Fimmel, conocido por su papel de Ragnar Lodbrok en Vikings). Además de estos, tenemos presentes personajes como el guardián Medivh (Ben Foster), el rey Llane Wrynn (Dominic Cooper) y el brujo orco Gul’dan (Daniel Wu). Eso si, es difícil reconocer aquellos actores que encarnan personajes no humanos dada la naturaleza de su papel.


Nos encontramos ante una película ante la que se encuentran monolíticamente dos opiniones generalizadas, la odias o la amas, teniendo argumentos de peso en ambos bandos. De acuerdo con los que se han quedado más fríos, el problema radica en lo simple de la trama y su falta de originalidad, ya que no nos encontramos ante una historia innovadora ni sorprendente, aunque hay algún giro de guion inesperado para aquellos que no conozcan a fondo la historia. Dejando de lado el hilo argumental, nos encontramos ante un espectáculo visual, son poco más de dos horas de fantasía, magia (con unos efectos especiales muy logrados) y batallas que hacen que se pasen volando. Si disfrutas con la acción y efectos llamativos a costa de complejidad argumental, esta es tu película.

"(Warcraft, el origen) es una película claramente orientada para los fans, y estos se encuentran encantados. "
Las adaptaciones de novelas y videojuegos a la gran pantalla suelen disgustar a los fans más acérrimos, independientemente de la acogida de la crítica. En este caso se da el caso totalmente opuesto: es una película claramente orientada para los fans, y estos se encuentran encantados. La historia original se ha respetado casi al completo, salvando algunas licencias para agilizar la trama. Si se ha jugado se disfruta viendo la recreación de lugares emblemáticos como El Portal Oscuro, Karazhan, Ventormenta, en donde tantas horas se han pasado. Si se está atento pueden reconocerse guiños, pequeños detalles que sacan la sonrisa como un arma usada en el juego, cameos de personajes que están por venir, archiconocida fauna… 


Por último, y quizá lo más importante es que se ha mantenido la estética Blizzard, todos aquellos que hayan visto las cinemáticas de World of Warcraft pueden reconocerla: efectos mágicos luminosos y llamativos, orcos y bestias desproporcionadamente grandes, armas gigantes. Todo el mimo que se le ha puesto al detalle, muy característico de Blizzard, hace que el espectador se encuentre inmerso en el universo Warcraft, tal como hizo en su casa mientras lo disfrutaba jugando

La intención del director es la de realizar una trilogía, aunque estará a la espera de ver los resultados en taquilla. Hasta ahora ha sido un éxito en España, siendo la película más vista del fin de semana del estreno, con una recaudación de 22 millones de euros, que se suma al éxito en el resto de países. Si esto sigue así, podemos mostrarnos optimistas pensando que habrá más Warcraft. Hasta ahora todos los videojuegos que ha tocado Blizzard se han convertido en éxitos, el tiempo dirá si lo hace también con el cine.


Concluyendo esta crítica/artículo, si nunca has oído hablar de Warcraft, no verás aquí el próximo Señor de los Anillos, sino una película fantástica entretenida con la que pasar el rato sin pena ni gloria. También puede darse la posibilidad que te acabe atrayendo el videojuego. ¿Por la historia? Improbable. ¿Por el espectáculo? Tal vez. Es debido a que en algunos cines están regalando el World of Warcraft con suscripción de un mes solo por ir a ver la película. Por otro lado, si eres fan de la saga disfrutarás como el que más, sin importar que ya conozcas el desenlace, quedando maravillado por la calidad de la recreación, haciéndosete corta y deseando que salga ya la segunda parte.
Warcraft, el origen: ¿a la altura de las expectativas? Warcraft, el origen: ¿a la altura de las expectativas? Reviewed by Juan Picón Alonso on 11:13 Rating: 5

2 comentarios:

 
Con la tecnología de Blogger.