Festivaleando

ShareThis

Panic in the indie town 1#
Cuelguen al DJ de indie


     Está bien. Acepto indie como adalid de falsa modernidad. Asumo que para salir de fiesta es necesario escuchar los hits ya consabidos hasta la saciedad. Me adapto a salir y escuchar la misma sesión en un lugar tras otro para alimentar la mediocridad auditiva de un público tratado como tonto, y ver a DJ de medio pelo ir de estrellas por algo que hasta mi sobrino de 10 años haría con más personalidad con los conocimientos musicales que ahora mismo posee. Todo está perdido en los inexistentes terrenos de la música independiente. No hace falta saber pinchar, no es necesario tener cultura musical; hoy en día cualquier ser humano puede dar a un botón y mezclar. Ni siquiera hace falta comprar música, ya la descargas de Internet y la carrera de capullo star DJ está asegurada, solo tienes que fregar una cuantas espaldas y dejar la dignidad a la altura de tus Converse.

     Si no puedes con el enemigo únete a él, pero mi enemigo no son los pseudo DJ de saldo, no, queridos amigos, son los propietarios de locales que bajo el lema de “caja” han conseguido que la música indie sea un "pachangueo" mainstream. Como sé a ciencia cierta que consideran que el ser humano ha perdido la técnica ancestral de escuchar música sin conocerla y bailarla, pues me uno a su causa y les recomiendo una pequeña estrategia para ahorrarse unos euros, que les vendrán de maravilla, regalándoles un consejo que estoy seguro que en sus cabezas no ha fluctuado entre tanto signo de dólar. Queridos dueños de bares indies cuelguen al DJ. Ahórrense esos 40 euros que como mucho cobran todos estos mentecatos con camisetas de Los Ramones. Dejen de pagar la inanidad mental y musical de estos chacales pincha éxitos encadenados. Rentabilicen el negocio al máximo. El DJ de indie no hace falta.

     Siendo realista. ¿Cuál es el motivo de pagar a unos tipos que siempre ponen lo mismo? ¿Verlos bailar? ¿Ver cómo hacen el mono toqueteando botones que no saben ni para lo que sirven? Dejaros de gaitas. Contratar cualquier servicio musical online cuesta al mes unos 9 euros, y se tienen todos los temas que ponen los DJ de clic. Pero para no perder la movilidad del DJ, que creo que es por lo único que se les paga, por eso y por traer a sus amigos como si fueran relaciones públicas, monten una cabina ficticia, no hace falta más que una mesa y unos platos de juguete. Los clientes que escriban en una lista las canciones que quieren oír, y bajo el lema: “Sea DJ por un día”, se les dejaría subir a ese altar de los pinchadiscos a toquetear los botones, ponerse los cascos, hacerse fotos para colgarlas en el Facebook, y demás payasadas. Por 9 euros al mes tienen un nuevo modelo de negocio, y al fin y al cabo, es lo mismo que hacen los DJ que cobran 40 euros, hacer el idiota. Aunque lo verdaderamente complicado de esta novedosa fórmula empresarial es encontrar clientes que no sean DJ de indie...

Panic in the indie town 1#
Cuelguen al DJ de indie
Panic in the indie town 1# <br> Cuelguen al DJ de indie
Reviewed by Thonnie Jhonnie on 12:00 Rating: 5

No hay comentarios:

 
Con la tecnología de Blogger.