Festivaleando

ShareThis

Gran despedida del Low Cost 2013

¡Continuamos con el repaso al Low Cost Festival 2013!  El cierre del festival contó con la diferencia, respecto a las dos jornadas anteriores, de que los principales centros de atención fueron bandas nacionales. Hubo grupos extranjeros como Glasvegas, pero Love of Lesbian y Fangoria fueron quienes tuvieron el mayor reclamo por parte del público. 


La jornada del domingo del Low Cost se inició temprano. A eso de las ocho salía al escenario Zahara, quien supo dar un concierto ameno y directo para el público. Con viejos y nuevos temas consiguió que todos coreáramos canciones como “Merezco”, “Cómo pudo suceder” o “Leñador y la mujer América”. Entre cambios y cambios de guitarra, se hizo cómplice del público derrochando simpatía y ganas,  algo que no acostumbraba a hacer durante sus conciertos en salas. Incluso respondía a los fans más entusiasmados devolviéndoles los piropos y destacando las expresiones más ingeniosas de estos, como “rabo, rabísimo”.

Pero sin duda, el momentazo del concierto llegó cuando invitó al escenario a Santi Balmes para cantar juntos “Lucha de Gigantes”. Tal vez lo esperábamos todos, pero aún así fue intenso y emocionante. Una actuación que nos emocionó y se nos hizo corta.


A continuación, Glasvegas hicieron un concierto enérgico y  lleno de espectáculo (puede que el espectáculo transmitiera más que el concierto en sí). Yo personalmente no conocía a la perfección su discografía, pero aún así me sorprendieron y disfrute. Los momentos más fuertes llegaron con sus temas más conocidos como “Euphoria, Take My Hand”, “Flowers And Football Tops” o “Ice Cream Van”. El vocalista, James Allan, no paró un momento en el escenario, la baterista golpeaba los platillos y los bombos de pie haciendo que todos sintiéramos que mejoran en directo con respecto al grabado.
Hay que decir que puede que fuese la hora, quizás demasiado temprano, pero al principio no había mucha gente, aunque poco a poco el público se fue acercando y al final del concierto había un considerable ambiente. Los escoceses hicieron un buen concierto dejando tanto para ellos como para nosotros, un buen sabor de boca. 


Poco a poco, la noche iba entrando para dejar paso a los seguidores lesbianos y que estos pudieran disfrutar de su “domingo astromántico”.

Del concierto de Love of Lesbian habría que empezar diciendo que no fue propio de un festival. Estuvo a la altura de un concierto en solitario. Los catalanes emocionaron a unas 20.000 personas durante dos horas en el único concierto que darán en un festival este verano (aunque también estarán en el DCODE). 

Santi y compañía saltaron al escenario alrededor de las once de la noche, y pararon el tiempo. Consiguieron mientras estuvieron en el escenario, que para los que allí estábamos la noche fuera eterna. Tuvieron un bonito detalle acordándose de las víctimas del accidente de tren en Galicia y de quienes estuvieron allí para ayudar, describiéndolos como seres únicos. También lanzaron un mensaje positivo para todos aquellos que están atravesando un mal momento por culpa de esta crisis económica, el mensaje decía que SALDREMOS DE ESTA. Quizás este fuera uno de los momentos más emocionantes, con toda esa gente alrededor afirmándolo, pareció que por un momento, todos los que estábamos presentes lo creímos posible. 




Consiguieron la compenetración perfecta con el público, en todo momento supieron estar cerca de este y hacerlo disfrutar al máximo.  Entre canción y canción se colaba alguna que otra historia para hacernos reír y provocaron una marea de carteles de temazo y alguna lagrimilla entre los más forofos. Santi se colocó una diadema de luces, se cambió de camiseta en pleno concierto (comprensible cuando estás dos horas dándolo absolutamente todo), bajó a dar la mano al público y subió al escenario a unos cuantos afortunados mientras cantaba “Toros en la Wi” haciendo que el concierto fuera, como su verano, fantástico

Todos los raros estábamos en el concierto, pudiendo disfrutar de temas como “Si tú me dices Ben, Yo digo Affleck”, “Wio” o “Allí donde solíamos gritar”,  y consiguieron que saltáramos con “Club de fans de fans de John Boy”. Santi fue un héroe por nosotros y nos convenció a todos de que como nosotros nos amamos, nadie lo hará. 


Después de dos horas de concierto, para desgracia de muchos, Love of Lesbian empezó despidiéndose. Sí, ese reencuentro en noche azul llegó a su fin y todos nos quedamos con una experiencia festivalera única e inolvidable que nos llevó al siguiente concierto. 

Era el turno de Fangoria. Les tocaba mantener el nivel que había dejado Love of Lesbian en ese mismo escenario unos momentos antes. En algunos sentidos lo consiguieron, en otros no.
Consiguieron dar espectáculo, con una gótica y eléctrica puesta en escena, con sus trajes de cuero y las llamativas coreografías de los bailarines. Alaska supo moverse por el escenario y dejar de lado los dramas para dar paso a las comedias. Combinaron sus temas más recientes (de su último álbum llamado Cuatricomía) con los más antiguos y clásicos como “Bailando” o “Ni tú ni nadie”. Esos temas más míticos y conocidos de la banda fueron los mejor acogidos por parte del público, que los bailaron y cantaron con mucho más entusiasmo. 

Se esperaba que en algún momento hicieran acto de presencia las Nancys Rubias, y así fue. Mario Vaquerizo, junto con otro miembro de las “nancys”, llegaron para despedir el concierto cantando una versión de Icona Pop. Junto a su esposa dio juego en los últimos instantes del concierto, destacando también ese recargado teatro al que están tan acostumbrados a realizar en su día a día.

 Pero pese a ese espectáculo, parece que faltó algo, quizás se esperaba más. Faltó complicidad e implicación con el público y muchos nos quedamos con la sensación de un concierto un tanto soso.

Puede decirse que con este concierto se cerró el festival, pero aún había ganas de fiesta y de disfrutar hasta el final con los dj´s.
Al igual que en la anterior edición de 2012, este año se encargaron de cerrar el festival Buffet Libre. Hicieron una sesión entretenida para aquellos que pudieron aguantar unos bailes más. Sonó electrónica y otras mezclas para animar esos cuerpos ya casi en las últimas. Desde el famoso “Get Lucky” o una bailable versión del “Place” de Crystal Figthers, hasta otra versión totalmente cambiada de “Pretty woman”.

Con esto se puso fin a la V edición del Low Cost Festival, y se despidió hasta el año que viene, permitiendo que todos nos fuésemos a dormir con la sensación de haber aprovechado el tiempo y disfrutado hasta el final. 

Estos tres días nos han dejado grandes conciertos, buena música, bonitos recuerdos e inolvidables momentos. Esto unido a nuevas estrategias de sostenibilidad (como la de los vasos del recito, los cuales los podías guardar y no desperdiciar otro), mayor control de seguridad, la posibilidad de poder personalidad tu propia camiseta, los paseos por el mercadillo, la participación en distintos concursos o poder convertirte tú mismo en artista con el karaoke, han hecho de esta última edición del festival, la más solicitada por parte del público, batiendo los records de asistencia. Se calculó que asistieron unas 75.000 personas, unas 15.000 más que el año pasado.

Esto fue todo por este año, esperamos que para el año que viene se mejoren otros detalles y este festival, ya como uno de los más consolidados del panorama festivalero de verano, siga creciendo.

¡Hasta el año que viene, Low Cost Festival!
Gran despedida del Low Cost 2013 Gran despedida del Low Cost 2013 Reviewed by Maria Isabel Gonzalez Hernandez on 10:27 Rating: 5

No hay comentarios:

 
Con la tecnología de Blogger.