Festivaleando

ShareThis

ARENAL SOUND:
No nos olvidamos de los olvidados


Como ya informamos en nuestras anteriores publicaciones, hace escasos días que la organización del Arenal Sound ha dejado constancia a sus seguidores de que las entradas para su cuarta edición están agotadas a mes y medio de su celebración. Un hecho que a la redacción de Little Beatle le ha dado pie para desglosar el extenso cartel del festival. Para ti, estudiante que caías rendido ante tus apuntes en esas tardes de sol primaveral, evocando el verano que pasarías con tus amigos en la playa y que parecía que no iba a llegar nunca. Para ti, que te quedaste sin uñas y sin pelo esperando las últimas confirmaciones del cartel. Para ti, va dedicado este repaso que iremos continuando en sucesivas entregas, de lo que el festival de Burriana tiene pensado para que pases la mejor semana del verano.

Antes de comenzar a hacer aspavientos analizando la que se nos viene encima, no podemos evitar hacer mención al hecho de que se trata de un festival muy joven, pero que ha sabido paliar sus lagunas con el paso de los años, hasta el punto de otorgarnos la confianza y el convencimiento de que este cuarto año supondrá un punto de inflexión en la organización del festival, permitiéndonos a los usuarios una estancia digna y segura. Además, no podemos pasar por alto que, pese a la bisoñez del festival, éste goza de una gran proyección (tanto a nivel nacional como internacional) que año tras año da lugar a un cartel plagado de artistas de renombre que nos dejarán sin aliento.

Extraperlo.

 Pero la intención con la que partimos hoy es la de dedicarle unas líneas a ese “otro Arenal Sound”. No podemos caer en el simple error de quedarnos con los cabezas de línea como únicos protagonistas del evento, puesto que dada la gran extensión del cartel, descubrimos auténticos diamantes en bruto entre la multitud de artistas, y por ello queríamos hacer especial hincapié en esos otros artistas que también van a estar ahí, haciendo las delicias del respetable.

Uno de esos grupos que entra dentro del saco de “los otros”, pero que perfectamente podrían estar a la cabeza del cartel de casi cualquier festival patrio, es Extraperlo. Tuve el placer, la satisfacción y el gusto de verlos en directo en la pasada edición del SOS48, y francamente, me robaron el corazón. Así que, el miércoles 31 de julio, mi consejo es que “te quedes, no te muevas de donde estés”, y disfrutes de sus melodías complejas y a la vez pegadizas, envueltas de esa atmósfera tropical de ritmos que nos llevan directamente al verano del amor y la pasión.

The Suicide of Western Culture.
Por no abandonar la emergente escena de artistas provenientes de la ciudad Condal, no puedo evitar morirme de ganas  por ver en directo a The Suicide of Western Culture. Por desgracia, no pude verlos en el SOS48 y fue uno de los peores descartes que tuve que hacer –todavía me duele en el alma cuando lo pienso-, pero confío ciegamente en que en este festival se le dé el papel que tanto se merecen, y que los sitúen en una adecuada franja horaria, porque ese sonido que parece sacado de las entrañas de los primeros álbumes de Godspeed You! Black Emperor o Mogwai, es digno de ocupar el sitio que se merece en cualquier festival.

Y tres cuartos de lo mismo puedo decir de BeGun, que en este último año ha pegado un destacable in crescendo profesional, convirtiéndose en un asiduo protagonista de diversos carteles e incluso realizando una sesión para Boiler Room en el mismísimo Primavera Sound; definitivamente, otro al que debes ver sí o sí.
Y no me perderé tampoco la que tiene preparada Maadraassoo, que se avecina con una sesión muy prometedora y generosa con el público más exigente. Ni desaprovecharé “el momento perfecto” para vivir el rock  de nuestra banda paisana, Dinero. Y ni por todo el oro del mundo me pierdo la ocasión de disfrutar por segunda vez de esa carismática mezcla de funk, jazz y flamenco que sólo Fuel Fandango puede parir.

Bigott en concierto.
Pero si hay un grupo que ardo en deseos por ver, es sin duda alguna, al peculiar, cínico, divertido, e irreverente Bigott (o qué pasaría si Johnny Cash fuese maño). El de Zaragoza, que además de traer álbum nuevo bajo el brazo, continúa impasible ante los éxitos cosechados en los últimos dos-tres años, donde su papel en la escena del rock y el blues se ha consagrado definitivamente, convirtiéndose en la piedra angular de un gran número de festivales patrios. Y lo que más nos enamora es que sigue siendo fiel a su estilo, y más importante aún, a su público: pues no queda tan lejos su actual sonido del estilo que predicaba en sus primeros trabajos, y eso es una lección de principios que muchos deberían apreciar.

Dejando a un lado el panorama nacional, que aprueba y con nota nuestras expectativas, también tenemos que echarle una segunda lectura al cartel para destacar joyas que quizás puedan pasar desapercibidas a simple vista y que van a merecer nuestra atención. Como el sonido fresco y juvenil de los fineses Satellite Stories, la destacable participación del electro-dance francés de Make the Girl Dance, o el dúo danés Reptile Youth, que entraron de tapadillo como sustitución de los caídos Capital Cities, y han acabado aportando al cartel la energía de una banda emergente y muy sugerente en la escena musical actual, con una poderosa ejecución en vivo y una grandísima proyección futura.

Este verano te vas a enamorar de Cata Pirata. Primer aviso.

Y si como mínimo no te mueres de curiosidad por ver a los primos lejanos de Die Antwoord, Skip&Die, es porque aún no les has dado la oportunidad que se merecen. Un recopilatorio de sus vivencias  nómadas por los puntos más significativos de Sudáfrica dan fruto a sus trabajos, que plasman con gran acierto “el desorden” que la banda transmite con un estilo que queda lejos de rigideces y convencionalismos musicales. Son hip-hop, son electrónica, son moombathon, son cumbia, son bangrah. Nadie va a saber qué está escuchando exactamente, y la indiferencia no tendrá lugar tras su show. Pero si podemos utilizar una palabra para definirlos, esa es fusión. Y prometen ser una sorpresa que pocos se esperan. Te vas a enamorar de Cata Pirata, pero aún no lo sabes.

Lo mejor de todo es que esto no es ni una mínima parte de lo que el festival de Burriana tiene preparado para nosotros. Y si te ha sabido a poco, no dejes de visitarnos, pues durante este mes Little Beatle va a calentar motores para hacernos sentir cada día más cerca de la experiencia sounder.
ARENAL SOUND:
No nos olvidamos de los olvidados
ARENAL SOUND: <br>No nos olvidamos de los olvidados
Reviewed by Fran González on 12:00 Rating: 5

No hay comentarios:

 
Con la tecnología de Blogger.